Ibiza en modo foodie - Ideas Bien Contadas
ibiza, foodie, comer, gastronomía, restaurantes, restaurantes en ibiza, eivins, san antonio, san telmo, punta carretas, la belle, hacienda na xamena, ocio, verano
17132
post-template-default,single,single-post,postid-17132,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Ibiza en modo foodie

Foto: Puesta de sol en Sant Antoni de Portmany, Ibiza.

Ibiza en modo foodie

Cada vez que pasa un tren por mi vida trato de cogerlo. A veces me decido tarde y lo pierdo, y otras estoy la primera en la estación, haciendo tiempo a que llegue ese deseado tren u oportunidad. Pero cuando se suma la ocasión con la posibilidad, disfruto como una enana de lo que está por venir. Eso me ha pasado este verano con uno de los destinos nacionales más solicitados: Ibiza. Una amiga periodista, que lleva ya once temporadas visitando la isla, se encontraba allí, trabajando para su web de referencia en turismo y gastronomía local, www.comeibiza.com. Me invitó a pasar unos días que terminaron siendo unas increíbles vacaciones. Os cuento.

Nada más llegar, en la propia ciudad de Ibiza, cenamos en una fantástica y moderna taberna, San Telmo, ubicada en la calle homónima. Aunque es un local que llevaba más de 40 años abierto, sus nuevos dueños han reconvertido este espacio en un punto de encuentro foodie, con platos bien pensados y donde reina el pescado local, tanto en sus propuestas como en la decoración del local (la barra del bar parece un gran pescado con escamas y todo). Los simpáticos camareros nos ofrecieron cenar con cócteles, y claro, no pudimos negarnos.

Al día siguiente fuimos a San Rafael a conocer un restaurante de cocina fusión francesa y asiática con referencias españolas que nos sorprendió muy gratamente: La Belle Ibiza. Lleva dos temporadas abierto y ofrece, además de una amplia carta para compartir, espectáculos de cabaret (los martes) y circo (los jueves) todas las semanas de mayo a octubre. Si pensáis ir por allí, preguntad por Arnaud Lauris o su mujer Sabine, son un encanto.

Si sois más de barbacoas, no podéis perderos Punta Carretas, del grupo Sa Carbonería, que acaba de abrir en la carretera de Santa Eulalia en dirección a Las Dalias, un ranch bar con un amplio jardín y huerto propio donde se sirven excelentes carnes a la brasa (cuentan con el mejor parrillero vasco, dicen). Un ambiente relajado, tranquilo y en un entorno muy natural. Lo que yo llamo slow life en toda regla, vamos.

Otra de las visitas casi obligadas si queréis comprar buenos vinos es Eivins, una vinoteca situada en San Antonio, con más de 350 referencias fijas de vinos, cavas, champagne y destilados de alta gama que son tratados como auténticas joyas. Liliana Amara es su dueña y elige, junto a su marido, poner a la venta solo aquello que le gusta. Eso sí que es un verdadero gusto, encontrar gente que sienta tanta pasión por su trabajo y lo haga realmente bien.

Pero lo que más me pudo apetecer de todo (que me disculpen los anteriores) fue pasar un día en Hacienda Na Xamena, un lujoso hotel de cinco estrellas suspendido a 180 metros sobre el mar. Un relajante circuito de hidromasaje y un menú healthy con insuperables vistas ponían el broche final a una escapada que pienso repetir tantas veces como pase el tren.

Foto: Puesta de sol en Sant Antoni de Portmany, Ibiza.

No Comments

Post A Comment