Mujeres Que Comen, el networking más divertido - Ideas Bien Contadas
mujeres que comen, mujer, networking, lobby, madrid, barcelona, restaurantes, periodistas, lifestyle, bloggers, profesionales
17393
post-template-default,single,single-post,postid-17393,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Mujeres Que Comen, el networking más divertido

Mujeres Que Comen, el networking más divertido

En un año y tras numerosos encuentros seguro que muchos de vosotros (especialmente las mujeres que vivís en Madrid y ahora también en Barcelona, periodistas o no pero bien conectadas) habréis oído hablar de este encuentro que ya se ha convertido en un must de las noches de chicas. El grupo “Mujeres que comen” (o MQC, como nos solemos referir) surgió como muchas de las mejores cosas de la vida: por casualidad.

Un grupo de amigas celebraba el cumpleaños de una de ellas. Se dio la casualidad que la homenajeada ese día finalmente no pudo acudir pero a la organizadora se le fue ligeramente de las manos (esto lo digo en el mejor de los sentidos, claro) con lo que nos juntamos, de forma espontánea, unas 30 mujeres dispuestas a conocer gente nueva, charlar, cambiar impresiones y, en definitiva, pasar un rato agradable. Esa organizadora, Estefanía Ruilope, periodista lifestyle a quien puedes seguir en su blog “La Chica de la Ciudad”, es hoy, junto con otras colaboradoras amigas, el alma máter del encuentro, que se repite casi cada mes y aumenta su número de asistentas en cada edición. La idea es sencilla: mujeres que quieren conocer a otras mujeres, que tienen cosas que aportar, que están dispuestas a cenar junto a desconocidas (que dejarán de serlo en breve) y que solo tienen que llegar al encuentro con muchas ganas de pasarlo bien Nunca ningún encuentro de networking tuvo tanto poder de convocatoria, porque al final, todas hablamos de nuestras vidas, nuestros trabajos y es una excelente ocasión para pasarse tarjetas y establecer nuevos contactos.

Al final todas terminamos siendo casi amigas, con ganas de vernos en la siguiente cena. Yo confieso que de estas cenas he afianzado relación con muchas otras periodistas a quienes solo veía en eventos de trabajo, con lo que nos sirvió a todas para conocernos un poco más. Y también confieso que de estas cenas me surgieron dos relaciones laborales, pues la diseñadora gráfica Maresa Carles, con quien compartí mesa en una de las cenas gracias al azar, fue quien diseñó mis tarjetas de visita en aquella ocasión. Poco después Paloma Palencia, con quien coincidí en la primera edición de MQC, fue la encargada de diseñar esta misma web, Ideas Bien Contadas, desde su empresa La Web Chic, que os recomiendo encarecidamente.

Así que ya veis, la de cosas buenas que pueden pasaros cuando estáis abiertos a que os pasen cosas 🙂

 

Foto: Rui Pitaes.

No Comments

Post A Comment